97.3 FM

Rosario, «artesana de este y otros tiempos»

Managua. Por Suad Marcos Frech

Rosario, «artesana de este y otros tiempos» Managua. Por Suad Marcos Frech

La poetisa Suad Marcos Frech, narradora, periodista y abogada, dedicó este poema a su amiga, Rosario Murillo, hace diez años y nunca lo había publicado.

Suad, nacida en Managua en 1946, es hija de  Jorge Jacobo Marcos Bendek y de Maria Frech Marcos, palestinos establecidos en Nicaragua a inicios del siglo 20.

Su hermano, Jacobo, nacido en 1943, fue un eminente siquiatra también militante sandinista, que fue prisionero político de la Dictadura Somocista. Falleció en Managua el 4 de marzo de 2005

Poéticamente está ubicada entre las mujeres que surgieron en la década de los años 60 “y se inscribe en la misma corriente de la poesía erótica y de compromiso político que caracteriza” a ese período.

Militante de la causa palestina y del Frente Sandinista, mantuvo una profunda amistad con el líder de Palestina, Yaser Arafat.

Suad Marcos, pintura de Cecilia Salaverry de 1986, restaurada por Nilda Bouzo

En 2007, Suad publicó su poemario “Para que no se mueran las palabras”, y en 2002, “Desnuda ante mi sombra”.

Según los especialistas, “su estilo literario se distingue por un acento grave, solemne y un tanto abstracto; los poemas se concentran en vivencias personales –antes que nada, amorosas– en las que lo político se filtra con sutileza. Su intensidad erótica adquiere una dimensión todavía más transgresora si tomamos en consideración que Suad Marcos es una mujer con discapacidad motora, a quien el canon le impide constituirse como persona deseante y deseada; sin embargo, ella lo desafía con eficacia, tanto en su vida como en sus escritos”.

Artesana de este tiempo

A Rosario

Conservo en la memoria
las sucesivas veces que el poeta
que se murió de tantos sueños
me dijo siempre, que eras una mujer de gran sabiduría
e inmensa intensidad.

Cierro los ojos y me voy a ese tiempo
en que solo conocía tu disfraz de maga vestida de colores.

Injustamente yo había juzgado tus razones
y tus sentimientos.

Debí llegar al borde del acantilado,
a vivir grandes desampares,
soledades,
y una explosión de dolor desesperado
para romper la oscuridad
y verte como sos:
artesana de este y otros tiempos

En esta madrugada
no quiero detener mi tormenta de palabras
porque más allá de vos misma,
más allá de tu invocación al amor y al perdón,
es fácil entender el resplandor de tus sueños sin atuendos
que germinan,
se juntan,
arden,
avanzan.

Siento tanto que el poeta que murió de tantos sueños
no lea este poema.

Suad Marcos Frech

Julio 2013

43 Aniversario

Radio Segovia, La Poderosa del Norte.

× Contáctanos