Nicaragua insta a seguir lucha contra terrorismo y golpismo

Nicaragua insta a seguir lucha contra terrorismo y golpismo Managua. Radio La Primerísima

El Canciller Denis Moncada expresó este martes que existen prioridades como la lucha contra la pobreza, el terrorismo, el golpismo, el narcotráfico, el crimen organizado y todas las pestes que nos llegan de otros mundos.

Durante el mensaje del Gobierno de Nicaragua a los jefes de Estado y mandatarios presentes en la VII Cumbre de la Comunidad de Países Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), Moncada asegura que la unión, que hace la fuerza nos convierte en guerreros de luz, vida y verdad.

En el mensaje, se repudia absolutamente la intervención extranjera en cualquier forma, las agresiones, invasiones, injerencias, bloqueos y guerras económicas, a lo que llaman Sanciones que no son más que mayores agresiones, todas ilegales, arbitrarias, unilaterales; ofensas, amenazas, humillaciones, intervenciones, ocupaciones.

También se exhorta a resistir y rechazar todo lo que se oponga al porvenir, horizonte luminoso de nuestros pueblos, donde no permitimos más saqueos de nuestros recursos propios, naturales, culturales, y donde el genocidio que a lo largo de siglos nos impusieron las potencias colonialistas.

Mensaje del Presidente y la Vicepresidenta a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la CELAC

Compañeros y hermanos

Presidentes, Jefes de Estado y de Gobierno,

Cancilleres y delegaciones,

Pueblos hermanos:

Vivimos momentos de elevada intensidad en Nuestramérica. Los pueblos se alzan contra la continua injusticia. Nuestros pueblos se alzan exigiendo soberanía y derechos. Los pueblos heroicos de Nuestraméricacaribeña caminamos con valentía histórica, reclamando el derecho a vivir, como merecemos, nuestra Independencia y libre albedrío para elegir nuestros destinos propios, y para repudiar los precarios e inútiles ya, afanes de dominio de las potencias genocidas, colonialistas, imperialistas y neocolonialistas.

Vivimos momentos históricos de un mundo que va cambiando, y todos tenemos la responsabilidad de cuidarnos y cuidar el planeta, nuestras culturas, lenguas, modelos y modos de vida, de la amenaza permanente de extinción, de quienes pretenden continuar sometiendo y dominando, para mantener un modelo de asfixia de todas las culturas, y de prevalencia de su ordeno y mando, que no aceptamos, para seguir uniformando el planeta alrededor de sus desvalores y despropósitos.

En estos momentos en que las banderas de luchas populares son clamor y vigor, honor y gloria de pueblos originarios, afrodescendientes, criollos y mestizos, en toda Nuestramérica, esas voces llegan hasta esta reunión de la CELAC en Buenos Aires, Argentina, en reclamo de coherencia y digna representación de esas batallas que libramos para seguir recuperando lo nuestro, que és de todos, y cancelar los perennes intentos de humillación y dominación cultural, política, económica y social.

En esta reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra CELAC, Nicaragua reclama, con las voces vibrantes de nuestros pueblos, la incorporación de los ejemplos claros de dignidad nacional, que se presentan en todo el continente, honrando a tantos próceres y héroes que han luchado y derramado sangre santa, defendiendo nuestro derecho a vivir tranquilos, en paz, solidaridad y encuentro, de acuerdo a nuestros principios y valores de pueblos grandes, que hemos hecho y estamos haciendo historia con nuestras sagradas rebeldías, frente a las bárbaras ocupaciones e invasiones permanentes, de los colonialistas, imperialistas y neocolonialistas del mundo.

Traemos a esta reunión de jefes de Estado y de gobierno de nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños la voz inapagable de Bolívar, Martí, Sandino, de los Grandes de Nuestramérica, los eternos, Presidente Benito Juárez, Presidente Salvador Allende, Comandante Fidel Castro Ruz, Comandante Ernesto Che Guevara y Comandante Hugo Chávez Frías, entre otros inmensos, que nos exigen decencia y fortalezas aprendidas, interiorizadas, vividas y viviéndose, para que los Imperialismos genocidas nos respeten, de una vez por todas.

Tenemos prioridades y sabemos defender la vida, en términos del cambio climático y sus consecuencias; en términos de la lucha que debe ser implacable contra la pobreza; en términos de los continuos combates contra el terrorismo, el golpismo, el narcotráfico, el crimen organizado y todas las pestes que nos llegan de otros Mundos… tenemos prioridades absolutas, como la unión de Nuestramérica, cumpliendo el sueño, las aspiraciones, las profecías, las visiones, los mandatos de los grandes, que nos han marcado el camino y el destino que como pueblos legendarios merecemos,  y debemos seguir construyendo.

La unión, que hace la fuerza… La unión, que nos convierte en guerreros de luz, Vida y verdad, en el siempre más allá, espiritual, material y profundo que nos identifica y que reconocemos como guía cotidiana.

La unión, que hace la fuerza… la unidad de todos, por el bien de todos…la unión en el supremo sueño del libertador Simón Bolívar, de Martí, de los gigantes de Nuestraméricacaribeña.

La unión, que debe marcar estas otras horas, tiempos, para nuevas memorias de libertad, dignidad, fraternidad y de absoluto repudio a la intervención extranjera, en cualquier forma; a las agresiones, invasiones, injerencias… a los bloqueos y guerras económicas… a lo que llaman Sanciones que no son más que mayores agresiones, todas ilegales, arbitrarias, unilaterales; ofensas, amenazas, humillaciones, intervenciones, ocupaciones…

Debemos resistir y rechazar todo lo que se oponga al porvenir, horizonte luminoso de nuestros pueblos, donde no permitimos más saqueos de nuestros recursos propios, naturales, culturales, y donde el genocidio que a lo largo de siglos nos impusieron las potencias colonialistas, no sólo se denuncia, sino que se convierte en un himno de batalla contra las guerras criminales, y cantos que reclaman paz, paz, paz.

Desde nuestra Nicaragua, bendita, soberana y siempre libre, saludamos a los jefes de Estado y de gobierno, a sus pueblos, cancilleres, a sus delegaciones, en el ánimo y la convocatoria a seguir juntando energías, energías victoriosas, esperanzas prodigiosas, asombrosas, iluminación, imaginación, creatividad e innovación, para seguir alumbrando los nuevos tiempos de liberación.

Nicaragua, pueblo sencillo, laborioso, creativo, infatigable trabajador, vencedor de todas las formas de muerte, se suma a todo lo que proponga unidad, para triunfar sobre los que siempre han utilizado las armas de la división, el afán de control, el abuso, el autoritarismo, la degradación, la arrogancia, la pretendida superioridad, para seguir con su lógica perversa de dueños del mundo.

Sabemos que los pueblos somos los únicos dueños de la historia, la memoria y la gloria eterna de todos los que nos han antecedido en estas irrenunciables luchas, y han regado y abonado con su sangre bendita, la libertad y el decoro de esta América de tanto vigor, de tanta vitalidad, de tanta certeza, de tanta responsabilidad, en el deber de avanzar, crecer, y vivir con plenitud.

El mundo necesita, urge, justicia y paz…cooperación respetuosa y solidaria. El mundo necesita comprensión, entendimiento y afecto. El mundo mejor que todos queremos crear, necesita, urge, respeto, paz, solidaridad y capacidad de convivencia, compartiendo el desarrollo científico y tecnológico que nos cuesta a todos.

Cantamos y vibramos en vida y esperanza, y luchando vamos adelante… siempre más allá !

¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?

¿Tantos millones de hombres hablaremos inglés?

¿Ya no hay nobles hidalgos ni bravos caballeros?

¿Callaremos ahora para llorar después?

He lanzado mi grito, Cisnes, entre vosotros,

que habéis sino los fieles en la desilusión,

mientras siento una fuga de americano potros

y el estertor postrero de un caduco león…

…Y un Cisne negro dijo: “La noche anuncia el día”.

Y uno blanco: “¡La aurora es inmortal, la aurora

es inmortal!” ¡Oh tierras de sol y de armonía,

aún guarda la Esperanza la caja de Pandora!

Rubén Darío

Los Cisnes

Muchas gracias.

Saludos desde Nicaragua

Bendita, soberana, siempre libre